Nos interesa...

 

El cine responde

Mucha gente va al cine cada año. En Barcelona, la gente tiene la opción de elegir los cines con las versiones originales (en el idioma original de producción) o los cines con las versiones dobladas. Estamos en España, por eso, la mayoría de las películas son en castellano con algunas en catalán. Sin embargo, a la vez, estamos en Cataluña que tiene su propio idioma y hay mucha gente que piensa que es mejor que los cines tengan más películas dobladas en catalán. Como resultado, la Generalitat de Cataluña quiere aprobar una ley que obliga a que los cines tengan por lo menos el cincuenta por ciento de las películas en catalán. La Generalitat reaccionó así porque para un área bilingüe, en 2009 había 97,1% de las películas dobladas en castellano y 2,9% dobladas en catalán. La Generalitat piensa que es mejor que cada persona pueda elegir el idioma de una película. Por otro lado, los cines dicen que es una cosa de oferta y demanda. Consecuentemente, muchos cines han reaccionado con la única manera posible: una huelga.

El sistema del doblaje español

Los países tienen la libertad de elegir la forma de doblar una película. Algunos tienen subtítulos, mientras que otros tienen doblaje. España, tiene su propio sistema de doblaje con el castellano de la península (diferenciado del castellano de Sur América). Aunque hay películas con subtítulos, la manera preferida en España ha sido el doblaje oral. Entonces, causa problemas en comunidades autónomas como Cataluña que es bilingüe. Como hay más películas dobladas en castellano que en catalán. empiezan los problemas del cine en catalán.

Cambios insoportables

La Ley de Cine tiene 54 artículos  acerca del tema del cine. Solamente el artículo 18 recibe la atención porque habla del idioma. El artículo explica que aunque Cataluña es bilingüe, no hay suficiente versiones de películas en catalán.

La ley dará cinco años para que las compañías cambien con cifras que aumenten cada año.

Los cambios incluyen:

-La mayoría de películas en catalán

-Las películas que han sido dobladas a un idioma tienen que ser dobladas o tener subtítulos en catalán

Los cines dicen

La reacción de los cines en contra de la ley tuvo forma de huelga. Para los cines, la ley es ilógica. En una encuesta, se apareció que el 82% de la gente piensa que debe haber más películas en catalán. Sin embargo, de toda la gente que va al cine en un año, solo el 3,8% va a ver una película en catalán. Los cines no entienden la  razón para crear cuotas de doblaje y subtítulos cuando no había un interés fuerte en ver una película en el cine doblado en catalán.

En la huelga de los cines, el 72% de los cines no han abierto. Del 28% que se quedó abierto, los espectadores tuvieron la oportunidad de expresar sus opiniones.

Los espectadores se expresan

Los espectadores catalanes han respondido a la huelga de los cines: el día de la huelga, fueron a los cines abiertos para ver una película en catalán para mostrar su apoyo para la ley.

Los próximos pasos

Algunas ideas para que el problema sea resuelto han surgido. Por ejemplo, los cines querían crear un cine con 53 pantallas para películas en catalán. No obstante, la única solución sería que la Generalitat y los cines se entendieran. Otros países ya tienen un sistema como el que quiere la Generalitat. Por otro lado, la Generalitat necesita entender que no había muchas películas dobladas porque no había una oferta y demanda para  las películas en catalán.

¿En catalán o en español?  Nea Larson presenta la actual situación del doblaje de películas en Cataluña.