Y tú, ¿qué opinas?

 

Pues... por lo menos están leyendo, ¿no?


Crepúsculo.  Un libro que tiene en sus manos mucha gente.  Han vendido más de 85 millones de copias por el mundo, y está en más de veinte idiomas.  Ha llegado a la posición número uno en algunas listas de libros, y la autora gana... pues, vamos a decir 'bastante' dinero.  A niñas y  a madres, a las dos les encantan los libros y los personajes.  También hay películas.


Pero, ¿son de calidad? ¿Vale la pena leerlos?  ¿Debemos estar tan contentos de que la juventud del mundo esté  leyendo estos libros de vampiros?  Para mí no es un problema que haya vampiros ni cosas así. Hay miles y miles de este tipo de libro.  Pero... este vampiro brilla cuando está en el sol.  ¿De verdad, Stephanie Meyer? ¿Vas a romper con las leyendas, las normas que estableció  Bram Stoker, el autor original del libro de vampiros: vas a romperlas y dejar a  tus vampiros  caminar por el día, en el sol, y brillar?


Vale, quizá este no es un problema tan grande.  Cada autor tiene  derecho a escribir cualquier cosa, a jugar con las leyendas y ver qué puede hacer en una manera nueva, ¿verdad? Pero... ¿cuántas veces puede describirse la piel como mármol? ¿No hay nada más en el mundo con que se puede comparar la piel?   El castellano no es mi idioma materno, pero no es importante.  Incluso yo puedo ver que Crepúsculo es un libro poco bien escrito.  Las palabras para describir cosas son las mismas una y otra vez.  Casi nunca varían.  Las situaciones son ridículas, aparte de que es un libro de fantasía, y algunas suenan de los libros "románticos".  Ni hablan personas reales de esa edad así.   Este libro es, en una palabra, horrible.


Pero es muy  popular. ¿Por qué?  Se puede entender cuando el lector o, más probable, la lectora solo tiene unos doce años.  No han tenido bastante influencia de otros libros, libros buenos y de calidad. Pero a sus madres también les encantan.  ¿Por qué?  Quizá existe el mismo problema. Quizá no han leído cosas de una calidad buena y, por culpa de esto, todo se  han vuelto loco por estos libros y, más reciente, las películas.  Pero otra vez, y en riesgo aparecer un vinal roto, son horribles y de muy poca calidad ni valor literario.


La única cosa buena que se puede decir de estos libros es que las personas los leen.  En un mundo dominado por la televisión y el Internet, quizá un libro que puede ganar esta cantidad de fans es una cosa buena.  Sólo puede justificarse y recibir la bendición de una persona como yo con la esperanza de que pueden servir como una puerta a libros mejores, pero con menos publicidad.

A Caitlin Fones le gustan los vampiros… pero los originales.

Los estudiantes del programa

de Knox opinan sobre:


Los animales en cautividad, Alex Rauland


El debate taurino,

Colleen Larsen